domingo, 26 de julio de 2015

Primeramente...¿Qué es el amor?

Es lo primero que debemos saber si queremos llevar lo mejor posible una relación, saber qué se siente y si eres correspondido/a o no.

El amor, pese a ser una de las palabras más usadas, sigue siendo un gran enigma. Es posible que se haya escrito más sobre el amor que sobre otra cosa, y aún así sigue siendo intangible. Sabemos que el amor es una parte integral de la vida humana, que lo necesitamos para nuestro bienestar, pero no parece un modo garantizado de hallarlo.


Es el componente singular más necesario de la vida humana. Es a la vez dar y recibir, nos permite conocer a la otra persona y viceversa. Por ello debemos aprender más sobre el amor.

Pero, si el amor es tan necesario como comer, beber y dormir en nuestras vidas, ¿por qué a tanta gente se le hace difícil alcanzar el amor? Y cuando lo hallamos no es fácil ejercerlo, siempre viene acompañado en poco o mucho porcentaje de dolor y frustración. Podemos tener éxito en el amor un tiempo, pero cuando fallamos el dolor puede ser intenso.

La respuesta está en el hecho de que el verdadero amor no surge del cuerpo sino del alma. El amor es la predominancia del espíritu sobre la materia. Según la definición del materialismo, dos objetos no pueden ocupar el mismo espacio simultáneamente. Pero el alma transciende el tiempo y el espacio.

Te arriesgas a sufrir, pero el que no arriesga no gana. Todo en la vida es experiencia y si fallas, te servirá de ello. Es lo más bonito que te puede pasar en la vida y si al final acabas con tu enamorad@, mejor que mejor.